Día del robot

Hoy es el día del trabajador, y es día de fiesta nacional. Pero no sé si es para celebrar que el empleo sea algo cada vez más escaso.
En cualquier caso, yo le llamo día del empleado, porque ya sabes que tengo claro que empleo y trabajo no es lo mismo.

Hola a tod@s, pero en especial a ti, porque para ti escribí el post de hoy.
He buscado información sobre esta celebración, y como casi siempre, viene de una triste historia donde hubieron algunos que se sacrificaron para que la mayoría tuviesen ventajas en el futuro.

  “En 1868, el presidente Andrew Johnson estableció por ley la reducción de la jornada laboral a 8 horas tras décadas de reclamaciones de los trabajadores.
Como los empresarios no quisieron acatar dicha ley, el 1º de Mayo de 1886 se inició en Chicago una huelga que se terminó expandiendo al resto del país. La huelga tuvo varios episodios de represión policial contra los huelguistas, donde incluso hubo muertos, y terminó con un juicio con muchas incongruencias y la ejecución de un  grupo de sindicalistas, posteriormente conocidos como los Mártires de Chicago.
Aquello 
marcó un antes y un después en la historia del movimiento obrero organizado.

11 años más tarde, en París en 1889, durante un congreso de la Segunda Internacional (asociación de partidos socialistas, laboristas y anarquistas de todo el mundo), se estableció el 1 de Mayo como Día del Trabajador.

¿Por qué los robots celebrarán el día del trabajador?

Pues por algo bien sencillo, porque la mayoría de los puestos de empleo que hoy conocemos acabarán siendo ocupados por robots. Nos cambian por robots y eso no es malo, si lo sabemos ver y entender como parte de un cambio estructural en el mercado laboral, como lo fue la revolución industrial.

También te puede interesar: Por dónde empezar en las finanzas personales

La Revolución Industrial supuso el mayor conjunto de transformaciones económicas, tecnológicas y sociales de la historia de la humanidad desde el Neolítico.
Se pasó de una economía rural fundamentalmente basada en la agricultura y el comercio hasta una “súper-economía” (en aquel momento se entendió así) industrializada y mecanizada. Esto marcó un punto de inflexión en la historia, pues modificó e influenció todos los aspectos de la vida cotidiana de una u otra manera. La producción en cualquier segmento económico se multiplicó a la vez que disminuía el tiempo de producción y la renta per cápita se multiplicó como jamás en la historia.

¿Nos quejamos o nos adaptamos?

No hace mucho leí un artículo que me encantó, porque se titulaba “Qué hacer cuando te sustituya un robot”

Y me gustó porque no cuestionaba si nos sustituiría un robot o no, simplemente apuntaba maneras de aceptar y adaptarnos a ese inevitable cambio.

  Yo tengo claro que mi trabajo, como tal, lo podría hacer un robot (un algoritmo matemático en este caso) pero no creo que un robot pudiese suplir mis otros “intangibles”

Un día comenté a mi padre, que fue camionero durante toda su vida, que en poco tiempo los camiones irían solos, sin conductor. Me dijo que eso era imposible.

Bueno, no suelo discutir con mi padre ni con nadie que no quiera admitir que “su mundo” ha cambiado, pero la tecnología para que los vehículos conduzcan solos ya existe. La ley es la que obliga a que los vehículos tengan conductor.

Un amigo, piloto de líneas aéreas, me comentó que el 95% del vuelo lo lleva el piloto automático, y que podría hacer el 100%, pero que nadie querría viajar en un avión sin piloto.

Por eso necesitamos darnos tiempo para superar la parte emocional que nos tendría temblando todo el viaje, pero recuerda que hace unos años hablabas con una telefonista y ahora lo haces con una locución, que poco a poco va utilizando la Inteligencia Artificial.

Así que únicamente quiero dejarte hoy con una pregunta, y quiero que seas honesto contigo mismo:

¿Crees que tu actividad laboral pudiera ser sustituida por un robot? Si es así, recuerda que la única opción que tienes es encontrar tu talento natural, tu pasión, y empezar a desarrollar aquello que un robot jamás podría sustituir (y de paso inicias una segunda fuente de ingresos, mientras “Robocop” no venga a robarte el puesto)

Salu2

He preparado algunos contenidos interesantes para ti y todas las personas interesadas en lo que publico cada martes en mi blog:
El eBook “10 errores financieros que te mantendrán en la ruina” y el mini-curso de finanzas personales “Consigue tu libertad financiera, trabajando” que recibirás en 8 módulos separados.
Recíbelos gratuitamente rellenando el formulario que tienes al lado.
Juan Marín Pozo te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por Juan Marín Pozo como responsable de esta web. La Finalidad es el envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign cuyos titulares son ActiveCampaign, LLC, alojadas en EEUU que garantizan las medidas de seguridad encaminadas a proteger la privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a juanmarinpozo@gmail.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Sobre el autor de este post

Juan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la “Psicoterapia Financiera”. Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego “MoneyLand”, con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro “Finanzas para un tonto” y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre…¡¡este es tu blog!!

Si te ha gustado este post puedes compartirlo y ayudar a otros, a leer post relacionados. ¡¡GRACIAS!!

0 responses on "Día del robot"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Copyright 2020 - El blog de Juan Marin Pozo - Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Política de Privacidad | Términos Operativos | Cookies
X