El endeudado inteligente

Haciendo honor al título del famoso libro de Warren Buffet “El inversor inteligente”, he querido titular el post de hoy como “El endeudado inteligente”, para explicar que la cultura financiera puede poner las deudas de nuestra parte. Explico hoy qué deudas son esas.

Hola a tod@s, pero en especial a ti, porque para ti escribí el post de hoy.
El otro día me llamó un cliente; y digo cliente porque es amigo desde hace muchos años, pero me llamaba por un aspecto técnico.

Y como era sobre un tema de deudas, voy a volver a hacer referencia a los términos “deuda buena” y “deuda mala”.

“Se entiende como deuda buena por aquella que se ha contratado a un tipo de interés tan bajo como para que tenga cierta certeza razonable en que si invirtiésemos nuestro dinero obtendríamos más rentabilidad que el interés que pago por devolver esa deuda en el plazo pactado.
En el lado contrario se encontraría la deuda mala, esa que está a un tipo de interés mucho más alto que el que normalmente podríamos obtener invirtiendo nuestro dinero.”

Por esta explicación, se entiende entonces que las deudas tienen dos variables, la que nos puede hundir, y la que nos puede catapultar financieramente hablando (de hecho, se habla de “apalancamiento” cuando se trata de estos temas)

También te puede interesar: Mini-Curso GRATUITO de finanzas personales

Deuda mala

Un claro ejemplo de deuda mala sería un préstamo rápido, o el fraccionamiento del pago de las tarjetas de crédito.
Pagar un 24% de interés supondría que tu dinero invertido tuviese que dar una rentabilidad de más del 24% en un año. Es posible, pero no sencillo que eso ocurra.

Deuda buena

Un ejemplo de deuda buena sería la hipoteca, que suele contratarse con un tipo de interés relativamente bajo, pues la media, incluso en una hipoteca contratada a interés variable, no sería mucho mayor que un 3%, en el peor de los casos (euro arriba o abajo)

Bueno, vamos a ver cómo se aplica esto a un caso real:

La deuda buena puede trabajar a tu favor

Mi amigo me comentó algo que pensaba hacer, pero que quería corroborar conmigo, tener mi opinión al respecto:

  • Joan, he comprado una pantalla de televisión y el precio es de 345€
  • Tengo esos 345€ ya ahorrados, obviamente, pero se me ha ocurrido preguntarle al vendedor si financiaban las compras y me ha dicho que la financian al 0% si se paga en un máximo de 24 meses.
  • Le he preguntado si había alguna cantidad que se tenía que pagar para formalizar el préstamo (que supondría un “tipo de interés encubierto”) y me ha dicho que no, que se financia únicamente la cantidad que cuesta la pantalla.
  • He pensado hacer una aportación extra a mi fondo de inversión, de unos 3.000€, y creo que después de escuchar al vendedor sobre las condiciones del préstamo, me interesa más aportar 3.345€ al fondo; los 3.000€ que pensaba invertir más los 345€ que pienso financiar a 24 meses, ya que me cuesta un 0% que me presten ese dinero para la compra.

Mi respuesta, obviamente, es que en su caso yo haría lo mismo, sin duda, pero le dejé una frase, con la que quiero acabar el post de hoy:

  Te interesa financiar esos 345€, pero prepárate para que el vendedor te mire con cara de “pobre, no tiene ni 345€ para comprar una tele”

No podemos pedir que todo el mundo entienda la diferencia entre deuda buena y deuda mala.

Salu2

He preparado algunos contenidos interesantes para ti y todas las personas interesadas en lo que publico cada martes en mi blog:
El eBook “10 errores financieros que te mantendrán en la ruina” y el mini-curso de finanzas personales “Consigue tu libertad financiera, trabajando” que recibirás en 8 módulos separados.
Recíbelos gratuitamente rellenando el formulario que tienes al lado.
Juan Marín Pozo te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por Juan Marín Pozo como responsable de esta web. La Finalidad es el envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign cuyos titulares son ActiveCampaign, LLC, alojadas en EEUU que garantizan las medidas de seguridad encaminadas a proteger la privacidad. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a juanmarinpozo@gmail.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Sobre el autor de este post

Juan Marín Pozo es pionero en España  en la utilización de la “Psicoterapia Financiera”. Es socio fundador del blog www.juanmarinpozo.com, donde comparte técnicas, ideas y recursos en finanzas personales y economía doméstica.
Es autor del juego “MoneyLand”, con el que aprenderás a ahorrar y acumular dinero (www.moneylandeljuego.com), autor del libro “Finanzas para un tonto” y ha impartido múltiples conferencias a nivel internacional sobre finanzas personales y emprendimiento.

Si quieres aprender a ahorrar, a invertir, a conocer nuevas fuentes de ingreso; en definitiva, si buscas el camino para ser financieramente libre…¡¡este es tu blog!!

Si te ha gustado este post puedes compartirlo y ayudar a otros, a leer post relacionados. ¡¡GRACIAS!!

0 responses on "El endeudado inteligente"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Copyright 2020 - El blog de Juan Marin Pozo - Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Política de Privacidad | Términos Operativos | Cookies
X